domingo, 7 de junio de 2015

Cazuelas de salmón y champiñones

Este plato está sencillamente delicioso. Además es sano y fácil de hacer. La receta es una adaptación mía de una que vi en una revista y  ha quedado riquísima. 





INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS:

400 gramos de salmón fresco. Yo lo compré sin espinas.

Una bandeja de champiñones enteros.

Un vasito de vino blanco.

Un brick de bechamel. Yo sólo usé la mitad aproximadamente.

Una cebolleta.

Un diente de ajo.

Perejil picado.

Sal y pimienta.

Aceite de oliva.

PREPARACIÓN:

Limpiamos los champiñones y los cortamos en cuatro trozos cada uno.



Picamos la cebolleta y la rehogamos en una sartén con un chorreón de aceite. 



Cuando empiece a ponerse transparente añadimos el ajo picadito y los champiñones. Salpimentamos y dejamos unos 7 u 8 minutos.



Echamos el vasito de vino blanco. Subimos el fuego un poco más para que se vaya evaporando.



Cortamos el salmón a trozos, le quitamos la piel y lo añadimos a la sartén.



Echamos perejil picado por encima y dejamos cocinar unos 10 minutos. Precalentamos el horno a 180 grados.



Ahora cogemos dos cazuelas de barro y repartimos por la base bechamel al gusto, no pongáis demasiada.



Y ahora repartimos el contenido de la sartén en las dos cazuelas.



Metemos en el horno unos 10 minutos aproximadamente y listo.