domingo, 14 de junio de 2015

Coliflor con bechamel

El plato que os traigo hoy es muy conocido, muy fácil de elaborar y está muy rico. Es una de mis maneras preferidas de comer la coliflor, una verdura que previene ciertos tipos de cáncer y mejora la digestión, entre otros muchos beneficios.

Yo le añado a este plato jamón cocido y huevo, y así queda todavía más sabroso.



INGREDIENTES PARA 3/4 PERSONAS:

Una coliflor grande.

100 gramos de jamón york a taquitos.

Un huevo duro.

Un brick de bechamel.

Queso rallado.

Nuez moscada.

Sal y pimienta blanca.

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será cocer la coliflor.  He leído que para evitar el mal olor que desprende al cocerla, se echan unas gotas de limón en el agua de cocción, pero no sé si será cierto porque yo no lo he probado aún.




Una vez tierna la reservamos y ponemos a cocer el huevo. En 10 minutos estará duro.


Ahora pondremos la bechamel en un bol y la mezclamos con los taquitos de jamón y el huevo duro a trocitos. Ponemos a precalentar el horno a 200 grados.


Colocamos la coliflor en una fuente apta para horno y salamos al gusto.


Y vertemos por encima la bechamel.



Espolvoreamos nuez moscada y pimienta blanca al gusto.



Cubrimos con queso rallado y metemos la fuente en el horno.



Dejamos gratinar hasta que se ponga dorado. 



Y listo.