viernes, 13 de marzo de 2015

Guiso de albóndigas en amarillo

Este plato lo ha hecho desde siempre mi madre. Yo le he hecho un par de modificaciones pero ha quedado igual de bueno.

Las albóndigas las podéis hacer de pollo, pavo, ternera ... como acostumbréis. Yo suelo hacerlas siempre de la misma forma.






INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

Albóndigas (las podéis hacer como queráis o comprarlas ya hechas).

Dos cebollas medianas.

Dos dientes de ajo.

Vino blanco.

Dos patatas.

100 gramos de dados de jamón cocido.

Colorante.

Una rebanada o trozo de pan duro.

Una hoja de laurel.

Sal.

Aceite.

PREPARACIÓN:

Una vez que tengamos hechas las albóndigas las freímos y reservamos.
Picamos las cebollas y pelamos los ajos. Los dejaremos enteros. En una olla o cacerola grande echaremos un chorreón de aceite y las cebollas y los ajos.



Seguidamente añadimos el pan y la hoja de laurel. Dejamos que se poche todo.



Cuando veamos que el pan está doradito lo sacamos y lo echamos al mortero. También añadimos los ajos, una cucharada de la cebolla y sal al gusto. 



Lo majamos todo muy bien y añadimos una cucharadita de colorante y medio vaso de vino blanco. Lo mezclamos bien.



Echamos el contenido del mortero a la cacerola donde está el sofrito de cebolla.



Añadimos las albóndigas.



Cubrimos de agua, rectificamos de sal, echamos las patatas a trocitos pequeños y los dados de jamón.



Dejamos hasta que las patatas estén tiernas. Id removiendo para que la salsa no se pegue. Si véis que queda demasiado espeso podéis añadir más agua.

¡Qué rico está!