lunes, 9 de febrero de 2015

Lentejas en olla a presión

Esta receta viene genial para esos días en los que nos apetece comer un buen plato de lentejas bien calentitas pero no las hemos puesto en remojo la noche anterior. Y si además vamos con prisa en una media hora tendremos unas estupendas lentejas listas.

Ya sabéis que en la olla a presión, (olla expréss de toda la vida), se hacen los guisos mucho más rápidos e igual de buenos que si los hiciéramos a fuego lento en olla tradicional.

Vamos con la recetita





INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

Lentejas, (yo siempre uso las pardinas), aproximadamente un puñado por persona.

Un chorizo fresco.

Dos patatas.

Un tomate.

Una cebolla.

Una zanahoria.

Dos dientes de ajo.

Una cucharadita de pimentón dulce.

Agua.

Sal.

Aceite.

PREPARACIÓN:

Como os comento al principio, no hace falta poner las lentejas en remojo la víspera, así que sólo las enjuagaremos y escurriremos.

En la olla a presión ponemos un chorro de aceite, los dos ajos picados y la cebolla picada también. Echamos sal y sofreímos.



Cuando la cebolla empiece a pocharse, echamos el tomate a trozos y el chorizo, cortado también en dos o tres trozos.



Rehogamos unos cinco minutos y añadimos el pimentón y las lentejas. También las zanahorias a rodajas.



Cubrimos con agua.



Y echamos las patatas a trozos.



Salpimentamos y tapamos la olla. Subimos el fuego y cuando la válvula comience a dar vueltas, ponemos a fuego medio y dejamos cocer 20 minutos. Si las lentejas que usáis son de las normales tal vez tengan que estar un poco más, pero siempre es mejor quedarse un poco corto que pasarse, porque si las lentejas están un poco duras siempre se pueden dejar unos minutos más al fuego con la olla destapada, pero si se deshacen ya no hay remedio. 
Las mías con los 20 minutos quedaron perfectas.




Una vez transcurrido el tiempo, abrimos la olla, y rectificamos de sal si es necesario. 



Antes de servirlas, les he añadido una bolsita de arroz congelado, que se prepara en microondas en 3 minutos. 

Qué ricas han quedado