miércoles, 28 de enero de 2015

Fabada

La fabada es un plato bastante fácil de hacer, lo malo es que si queremos que nos quede bien rico tenemos que prepararlo con bastante antelación de la hora a la que tengamos previsto almorzar, puesto que tendrá que estar dos horas y media o tres cociendo aproximadamente. 

Hoy os traigo una manera más rápida de hacer la fabada y ha quedado buena no, lo siguiente ;-) Hasta a los niños les ha encantado y han mojado pan de lo lindo, así que ha sido todo un éxito.





INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS:

300 gramos de alubias blancas.

Un chorizo.

Una morcilla.

Dos ajos.

Clavos.

Aceite de oliva.

Una pastilla de caldo de carne.

Una cebolla pequeña o la mitad de una grande.

Sal.

Pimentón.

Colorante.


PREPARACIÓN:

La noche antes ponemos las alubias en remojo.



En la olla a presión ponemos las alubias y cubrimos de agua unos dos dedos por encima de éstas.



Tapamos la olla, ponemos el fuego alto y cuando la válvula comience a dar vueltas bajamos un poco el fuego y dejamos cocer 20 minutos.



Cuando haya pasado el tiempo, destapamos y añadimos el chorizo y la morcilla a trozos, los dos ajos machacados, la media cebolla, 3 ó 4 clavos, un chorreón de aceite, la pastilla de caldo, media cucharadita de pimentón, sal al gusto y una pizca de colorante o azafrán. Removemos bien.



Y ahora, con la olla destapada, dejamos cocer a fuego medio aproximadamente media hora o un poco más. No os fijéis demasiado en el tiempo sino en la consistencia del caldo. Es importante que la fabada quede espesa pero no seca. Es decir, que debe quedar jugosa, como si fuera una salsa. Yo creo que en esto radica el éxito de este plato. 

Y os aseguro que en mi caso ha quedado perfecta ;-) Mirad,







¡Qué buena!!